AMOR DE MADRE – Javier Cortés – 08/06/2016

AMOR DE MADRE – Javier Cortés – 08/06/2016

Todos tenemos un extra de suerte.

 

 

Y ese extra viene de la mano de nuestras madres. Pocas conozco que no nos hagan sentir niños cada vez que las abrazamos. El olor dulzón que desprende su ropa nunca nos cansa.

La mía tenía las manos un poco desgastadas por la lejía. Trabajó mucho para que yo no lo hiciera hasta la edad a la que me tendría que corresponder. Preparaba los bocadillos de nocilla más jugosos que he probado nunca. Me taladró los oídos para enseñarme a multiplicar. Leímos mucho cuando caía la noche y en esos ratos para nosotras me encontré sin esperarlo con mi romance a las letras. Bailaba y cantaba por toda la casa, a todas horas, hasta cuando no hubo momentos para celebrar nada (que fueron demasiados). Tenía la voluntad de cambiar el agua en vino, y juro que algún día consiguió para la nevera algún milagro… Se levantaba (aún lo hace) para darle un brillo extra a la casa antes de salir por la puerta a cantar y bailar también con aquellos que no la conocían. Sus caderas y su frente despejada eran el símbolo de la grandeza. Llegaba cansada, pero su falta de lucha apenas pudimos notarla nunca.

Ellas son otro costal, otra harina, otra raza. Nos damos cuenta quizás muy tarde que todas son madres coraje. Y que ese coraje es lo que nos dejan de herencia para que, el día que falten, nadie nos coma ni el terreno ni las  ganas.

Para cada uno su madre es un eslabón que no se fabrica en serie. Para Javi, es señal de amor. Sin condiciones… como tendría que ser siempre.

Ama si quieres también la lectura de su carta. Y, cuando lo hagas, vota.

 

 

Soy una persona comprometida con todo tipo de causa que sirva para el bienestar de las personas más necesitadas. Como diría alguno: el PAYASO LOCO QUE NO DEJA DE SONREÍR A PESAR DE SUFRIR MUCHAS CALAMIDADES ,Y SU CORAZÓN TAMBIÉN SUFRE. Pero hay que estar ahí para transmitir una sonrisa, sentirse querido y seguro ya. Que un cuidador son dos vidas y hay que estar en forma para poder soportar tanto tipo de enfermedades, para asimilarlas y que nuestro familiar tenga un bienestar y amor incalculable de valorar. Mi madre me dio todo, me transmitió muchos valores y eso me a hecho ser como soy: transmisor de alegrías, con mis defectos y virtudes. Y cada día que vuelvo a casa me gusta saber o sentir que a algún personajillo le he hecho feliz.
Con cariño.

 

 

AMOR DE MADRE

Pasan los días y cada vez estoy más agradecido a esta vida por todo lo que recibo de ti mama, con tu mirada, carcajada, el calor de tus manos, las inquietudes que te preocupan y que compartes con tu lenguaje peculiar y que los dos nos entendemos verdad?.

Sabes quién te quiere, el que te da seguridad y lo expresas como sabes, con un gesto, un guiño, una mirada al viento, eres genial.

Cuando preguntas por mí, sabiendo que estoy detrás de ti y que deseas saber si sigo ahí para sentirte más segura ya que bien sabes que no me  he ido por qué te faltan los besos de cariño que te doy cuando llega la hora de partir.

Tu alegría de recuperar más el andar diciendo “vamos”, las ganas que pones en la rehabilitación haciendo bicicleta, paseando con ayuda…bajo la supervisión de la fisioterapeuta y mía, vamos andando y nos cuentas tus leyendas sonriendo y nos contagias la alegría y cuando te paras y dices “basta”, y con que ganas te colocas en la silla de ruedas.

Carrasqueña, ayer fui tarde a verte pero cuando me viste que alegre te pusiste y vi en tu rostro muchas lágrimas en los ojos y supuse que me habías echado de menos pensando que no iba a verte por eso al sentirme te tranquilizaste y se desdibujo de tu cara la tristeza para convertirse en alegría.

Cuando me dicen “ que guapa la tienes a la macuécla y contesto es lo mínimo que puedo hacer por ella y te digo verdad mama? y contestas “claro”.

Tu ilusión de vivir, de disfrutar con todos nosotros, me cargas las pilas y cuando voy a colaborar con personas que tienen tu misma enfermedad trato de transmitirles el AMOR Y CARIÑO QUE TU ME DAS para que sean FELICES Y PUEDAN GOZAR CON SUS FAMILIAS.

Eres mi gran profesora, el talismán que siempre ha puesto las manos para evitar la caída que se puede producir en cualquier momento.

Gracias mama, te quiero y cuido como me enseñaste, me quieres y cuidas con el AMOR Y BESOS QUE TE CARACTERIZAN DENTRO DE TUS POSIBILIDADES.

Burgos a, 20 de DICIEMBRE de 2015.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

 

 

 

 

 

[NOTA: ©Si eres el autor de esta imagen y quieres que la descuelgue, contacta conmigo].

¿CÓMO DESCUBRIR EL SENTIDO DE LA VIDA? – Iolanda López Iglesias – 07/06/2016

¿CÓMO DESCUBRIR EL SENTIDO DE LA VIDA? – Iolanda López Iglesias – 07/06/2016

¿Es el sentido de la vida el verdadero sentido común?

 

Vaya preguntita de buena mañana, lo sé. Pero bah, anímate a reflexionarla. Todos en algún momento hemos hecho tabla rasa para poder analizar lo que estamos haciendo. Ya no sólo en nuestras familias o trabajos, sino con la vida en sí. La del minutero. La que descascarilla poco a poco el oxígeno que consumimos y que ya no vuelve. O al menos, todos deberíamos hacerlo…

Reflexionar en dónde estamos es un paso bastante amable para definir hacia dónde nos lleva el viento que nos sopla. También para elegir si queremos que sea ese viento y no otro el que nos hinche las velas y las ganas.

Las energías de algo nuevo están ahí, coleando a tu lado. Pero vibran tan deprisa que o las pillas al vuelo o se te escapan. Por eso es importante lo sutil. Lo que no se mide ni importa no hacerlo. Lo que es… pues porque es. Lo que te invita a vivir la noche de juerga más larga y sin resaca.

No te creas, que a mi me costó entender el galimatías de coger lo que no tiene materia y llevarlo a tu terreno. Hay que tomarse su tiempo… Pero llega un momento en que todo sucede a la vez. Y ese momento te cambia la vida (qué frase más de Hollywood me ha quedado), porque es el único que asegura que, por fin, has sentido lo que necesitabas sentir… Entonces es cuando volamos.

El sentido de la vida, quizás muy a grandes rasgos es eso. Y las pinceladas para encontrarlo las tienes aquí mismo, en las palabras de Iolanda.

Vota, siente, elige y decide. =)

 

 

¡Gracias por esta gran iniciativa! No sé si me elegirán el texto, pero es lo que menos importa… ¡porque habré colaborado en dar opción a que otro mundo es posible! ¡Y porque lo siento en mi mente y mi alma!

¡Por un futuro mejor para los más peques!

Psicopedagoga, maestra, logopeda y coach

 

 

¿CÓMO descubrir el SENTIDO de la vida?

 

Esta semana reflexionaba sobre el sentido de la vida. Hay personas que pasan toda la vida buscándolo, otras no se lo plantean jamás. Para mí el sentido de la vida es conectar correctamente con nuestros talentos e inclinaciones personales. La mayoría de adultos no lo hacemos, no somos capaces de conectar con nuestro “elemento”. ¿Y cuál es mi “elemento”? Cuando nos apasiona lo que hacemos y tenemos la preparación adecuada para hacerlo estamos en nuestro elemento, encontramos nuestro talento. Quizás ahora mismo estarás pensando que tú no tienes ningún talento, pero no es verdad. Todo el mundo tiene uno pero hay que descubrirlo. Tener talento no es ser el mejor haciendo una cosa es hacer el máximo para conseguir la felicidad. El elemento se convierte en algo importante en tu vida. La vida es una cosa orgánica y creativa, puedes crear tu propia vida diariamente pero hay que creerlo realmente. Ah y ahora pensarás que ya eres mayor para hacerlo, pero te equivocas, ¡no hay una edad para hacerlo, nunca es tarde!

El otro día escuchaba una historia de una persona que llevaba 40 años queriéndose ir a vivir a la montaña, aún no lo había hecho, ¿Por qué? Porqué no se había atrevido. ¿Cuántas cosas queremos hacer, sabemos hacer o nos apasionan  y no hacemos? ¿Es esto vivir a medias, es vivir con sentido?

Toca rebuscar, parar y pensar si realmente nuestras vidas tienen sentido…y si no es así, quizás es que no estamos viviendo. Sólo pensarlo me aterra ¿estoy desarrollando mi elemento?

Dicen los expertos que las segundas oportunidades no son buenas y ahora más que nunca creo en ellas, con fuerza y entusiasmo ¿Y si hacemos que esa segunda oportunidad ofrezca sentido a eso que dicen habitar en nuestro planeta? Yo por lo menos lo voy a intentar.

El crecimiento es un proceso de prueba y error: es una experimentación. Los experimentos fallidos forman parte del proceso en igual medida que el experimento que funciona bien. No hay nada en la vida que no contenga sus lecciones. Si estás vivo, siempre tendrás algo para aprender….Pues sigamos…

¿Qué sentido tiene lo que hacemos? ¿Cómo debemos obrar para descubrir el sentido profundo de nuestra vida? ¿qué actitudes tomar para acercarnos a ella? Pienso que 4 sencillos pasos pueden acercarnos a hacerlo

  1. VALORES: Ten claro cuáles son tus valores, aquellos que sustentan tu persona. Los valores no cambian en el tiempo lo que cambia es nuestra percepción sobre ellos.

  1. MOTIVACIÓN: La motivación intríseca, la que nos permite dar un paso más se aleja a ir más allá nos descubre que estamos por encima de las cosas materiales, que las podemos manipular y modificar…pero nosotros no debemos ser un ser perecedero ni cambiante.

  1. NECESIDADES HUMANAS: Nútrete y ten cubiertas las tres necesidades básicas del ser humano: seguridad, dignidad y amor (amor propio y amor por el prójimo).

  1. ANÁLISIS: Ten capacidad de análisis para saber distinguir entre lo importante de lo trivial, de lo permanente sobre lo transitorio

Todo esto nos ayudará a determinar a establecer qué tipo de persona queremos hacer y qué tipo de persona queremos llegar a ser.

 

IMG_2400

 

 

 

 

 

[NOTA: ©Si eres el autor de esta imagen y quieres que la descuelgue, contacta conmigo].

 

¡QUE SE LEA! – Conchi Rodríguez – 06/06/2016

¡QUE SE LEA! – Conchi Rodríguez – 06/06/2016

Fíjate en la fecha de hoy: 06/06/16

Me parece exquisita… Por días como el de hoy, merece la alegría (nunca la pena) poner un pie en la calle y en movimiento tus caderas, dando un paso detrás de otro.

Sin embargo, los lunes van cargados de mucha densidad. Admite que estigmatizar los días tiene una consecuencia terrible: tendemos a desaprovecharlos. Y no creo que en tu saco de minutos por vivir te queden tantos como al principio…

Por esa misma razón, hoy hay que sacar la artillería pesada y sacar a la luz una entrada vital. Esa en la que se hable de lo atemporal y lo que se puede hacer en ese limbo donde no cuentan los segundos. Yo respondo con un sí a la pregunta que Conchi lanza al final de su presentación. El sí más brillante que hayas escuchado nunca.

Porque sólo con esa idea en la cabeza los días que no son tan abiertos al negocio de la alegría pueden ser más llevaderos. Y los que se abonan al buen rollo, convertirse en incondicionales.

Votad la alegría de Conchi. Yo ya lo hice. 😉

 

 

Me llamo Conchi Rodríguez Carrillo. Hace poquito tiempo, cuando volví a nacer gracias a los libros, las palabras llegaban a mí con un poder mágico. Y así es, ¡lo tienen!,  tanto para quien las escribe como para quien las lee. !Mis padres me hablan del arma de doble filo desde pequeña!

La música forma una parte esencial en mi vida, es de los placeres infinitos que transforman mis instantes en el día a día; y las palabras comenzaron siendo mi medicina. Ahora soy adicta a toda esa magia que condensa tanto amor, tanto significado, que el único sentido que encuentro es que leer es de las cosas más importantes de mi vida.
Hay personas que no leen y no por no saber, sino por estar atrapados en las redes de la ignorancia, esa enfermedad sí tiene cura y está al alcance de casi todos.
Sin más, porque me enrollo como una persiana, listo para leerse, un mini texto dedicado al proyecto Unoentrecienmil, cuyos fondos van destinados a un proyecto anual de investigación para la cura de la leucemia infantil. Sí podemos ayudar, mucho. Y más que poder, debemos contagiar felicidad: a través de imágenes, de palabras, de ejemplos que enseñen, gracias a la energía que se trasmite cuando hay una sincera buena onda.
¿Y SI PONEMOS DE MODA ILIMITADA LA FELICIDAD?

¡QUÉ SE LEA!

 

Tú lees, él/ella lee, nosotros/as leemos, vosotros/as leéis, ellos/as leen.

Yo paso la vista por los signos de una palabra o texto escrito para interpretarlos mentalmente o traducirlos en sonidos.

AMO LEER.

Quiero que lo leas;

Hablarle a tus sentidos y que permanezcan despiertos.

Quiero que me leas;

Si las palabras tienen poder y salen del mismo corazón, estoy segura que van directas al tuyo.

Quiero que te lean;

Porque como dijo aquel genio, esta vida es un sueño, y los sueños, sueños son.

Quiero que les leas;

Porque son CORAJE, ponen siempre el corazón por delante.

Porque son VALENTÍA, un día se apoyaron en hombros de gigantes.

Porque son AMOR. Y en el AMOR todo es posible.

Quiero que nos lean;

Los silencios esconden en su profundidad, palabras en exceso que deben ser leídas con el idioma del corazón, lo esencial sólo puede verse así, es invisible a los ojos.

Quiero que os lean;

Con la pura intención de cambiar un pensamiento, y así, cambiar el rumbo de una vida. De muchas vidas.

Quiero que ellos lean;

No porque sí, más bien para que su luz brille con más fuerza e ilumine el camino a otros.

Quiero leer el más grande idioma de este mundo:

SU SONRISA.

SUS SONRISAS.

IMG_8441

 

 

 

 

 

[NOTA: ©Si eres el autor de esta imagen y quieres que la descuelgue, contacta conmigo].