Crecer es animarse a indagar también en el otro…

 

Elena y yo tuvimos un encuentro, después un desencuentro (pequeñito), un reencuentro y, finalmente, una historia. Una historia de amistad, lejana en distancia pero linda en cariño.

Sus letras las descubrí por casualidad. Supongo que hace bastante, porque ya no recuerdo cuándo. Desde ellas nació hacia mí una especie de cordel, algo que me ató definitivamente a la calidez con que ella despachaba su forma de entender el mundo.

Hace no mucho publicó su libro. Lo había tenido entre bambalinas para que la función finalmente fuera perfecta. Y cuando abrió el telón, un ejemplar llegó a mis manos. Lo aplaudí puesta de pie en mi propio patio de butacas. Se me hizo de noche sentada en el sillón que en ese momento reservaba para mis ratitos de lectura.

 

Y hoy… me regala esto. Un gesto sencillo, un “menos es más”. Un “stop”. Un “vamos a hacerlo despacito”.  Si esto no es gloria… mucho me temo que está tan cerca que podría decirse prácticamente al lado.

 

Así que léela ahora… pero sacando tu “slow”.

 

[NOTA: Elena ha cedido voluntariamente su texto y está fuera de concurso. Es una de las aportaciones “extra” a “Quiero que lo leas”]

 

¿Por qué este texto?

Sencillamente porque a veces me olvido de que todo es mucho más fácil. Porque a veces no me acuerdo de que todo es posible. Y porque a veces creo que no tengo elección. Por eso este texto. Porque quiero recordar que las únicas cosas que en realidad me hacen falta son las del día a día, las pequeñas, las que tengo a mano, las que no pueden comprarse, las que nacen en el corazón y vuelven al corazón. Por eso. Sólo por eso. ❤

 

Elena Almirall

ME BASTA

Me basta con saber que hay cosas que existen.

El árbol de mi calle existe.

Las nubes, la lluvia y el sol también existen.

El mar, la montaña y el cielo existen.

Los animales, los vegetales y las piedras existen.

 

Me basta con saber que hay cosas que son ciertas.

La mañana es cierta. Y la tarde.

E incluso la noche también es cierta.

Las sonrisas son ciertas.

La familia es cierta.

Tener un amigo es cierto.

La alegría, la felicidad y, por supuesto el amor, son ciertos.

 

Me basta con saber que hay elección.

Que puedo reír en vez de llorar.

Que puedo cantar en vez de reprochar.

Que puedo perdonar en vez de condenar.

Que puedo unir en vez de separar.

Que puedo amar en vez de odiar.

 

Me basta con saber que aquí y ahora

todo es posible.

Todo.

Y con eso…

Me basta.

 

 

 

 

*****

Anuncios

3 comentarios en “ME BASTA CON SABER – Elena Almirall – 26/05/2016

  1. Agradezco los desencuentros que, una vez desenredados, acaban resultando ser un gran regalo. Muchísimas gracias por tu amistad, Rocío. Y muchísimas gracias más por tu sabio e intuitivo corazón.
    Me hace muy feliz participar en este proyecto, así que, aunque me esté repitiendo, miles y miles de gracias. ❤

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s