Eva.

La primera mujer. La definitiva. La que llegó a mi vida sin pecado y con una sonrisa que paralizaba el mundo. Con Eva, aquella frase de Kalo… “yo te cielo”, cobra un inmenso poder. Tan inmenso a veces que desemboca al sinsentido más caótico y hermoso que jamás hayáis podido imaginar.

Hay seres amantes de vida: que abren los ojos y se sienten nativos de un mundo donde otros aportan guerras y locuras de remate. Sin embargo, ella destila todo ese horror y saca confeti con brillo. Eva habla y la Antártida vuelve a ser virgen. Eva escribe y la tierra es fértil. Eva sonríe y vibran todas las cadenas de ADN.

Porque Eva se define en unas letras. Las que respira y expulsa hacia afuera en un trabajo de fotosíntesis brutal. ¿Sabéis de ese amor que se puede decir con los ojos? ¿Sabéis de esa fraternidad fuera de límite que se alimenta sola? Si sabéis, entonces percibiréis que yo a Eva la amo. Con ese amor que siempre va más allá y también más acá, que une los hilos y filamentos de todo lo que existe. Como la primera mujer. Como la definitiva.

Votad. ¡¡Y amad a todo trapo!!

 

 

El universo ha querido que colabore. No es que yo no quisiera, pero no soy de escribir…, no suelo tener la inspiración necesaria para hacerlo.
Espero que sirva y, sobre todo, ayude.
Mil millones de infinitas  G  r  a  c  i  a  s
 ALGO DIFERENTE
 
No tengo nada nuevo, nada que no se haya dicho a lo largo de la vida. Pero tengo ganas… muchas ganas de muchas cosas: de vivir, disfrutar, compartir, de querer…
Creo que cada día que pasa tenemos la capacidad y posibilidad de experimentar algo tan distinto del resto de los días que, aunque lo llamemos rutina, nunca lo es. No hay dos personas iguales. Y tampoco hay dos momentos gemelos.
Por eso, una de las cosas mas importantes que una persona (considero) nunca debe dejar de hacer es atreverse, dejando atrás miedos o inseguridades. Porque nunca sabes qué está por venir o qué hubiera sido si. Lo que tenga que ser será, sí, pero tu tienes que poner de tu parte para que algo, si es que lo quieres, suceda.
Hay varios tipos de cambios a lo largo de un día, un mes… y muchos mas si hablamos de duraciones anuales. Cambios físicos, personales, profesionales.
La vida es un continuo cambio, todos lo sabemos, pero muchas veces no somos conscientes de esos cambios hasta que alguien te lo hace saber, te lo enseña y te lo demuestra.
Aceptar un cambio no es fácil, y menos adaptarse a él. Somos seres acostumbrados a una rutina y los cambios nos asustan; no es malo, pero tampoco nos gusta puesto que nos supone un esfuerzo mental y anímico. La rutina muchas veces nos convierte en seres tan monótonos que podemos acabar aburridos.
Por suerte no estamos solos, nunca lo estamos. Aunque te escondas del mundo, siempre hay alguien a tu lado, alguien que te lleva en su pensamiento y eso nos da fuerza para seguir y afrontar cambios, o atreverse a dar un paso hacia algo nuevo, algo diferente.
Me encantan las personas, las de siempre y las que vienen. Hasta me gustan las personas que se que están por llegar, aunque todavía no sepa quiénes son o qué me aportaran en mi vida. Si crees en el destino y en lo bueno que éste te va a traer, ¿no tienes ganas de que llegue ya ese cambio? ¿No te apetece atreverte a vivir el resto de tu vida y encontrar lo nuevo que el futuro te tiene guardado?
Disfruta el hoy, el ahora, e intenta hacer siempre algo nuevo. Algo que haga este día especial y te sientas orgulloso de como has vivido TU día, porque has conseguido hacerlo tuyo y sentirte feliz.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s