Cada día se cuece un tic tac.

Y cada uno lo consume a su manera.

Los hay que se lanzan, sin más. Los hay que se lanzan, con menos. Los hay que rivalizan con sus propias carnes delante del espejo. Los hay que crean nuevos moldes para sus ideas… y las de los demás. Los hay que aprietan el gatillo porque se cansan de lo que ven. Los que se liman las unas y a veces también los deseos. Los que se emancipan y se abren un hambre de mundo. Y los que tropiezan, caen, se levantan y dejan el miedo para otros.

En ese tic tac también hay quienes piden confeti al cielo. Y, sin saber muy por qué, ese deseo les enamora.

Y así es como inician la búsqueda de su estrella.  Sergio es uno de ellos… ❤

 

 

Me llamo Sergio. Soy un orgulloso padre de dos pedazos de cielos que me han tocado y revuelto todo poniendo mis entrañas patas arriba, cada día y en cada noche sin dormir.
Soy inmigrante. Mi mami tuvo el coraje y valentía (con  la misma edad que tengo yo ahora) de dejar su país,  sus hermanos, amigos, primos, casa… para darnos a sus hijos un futuro mejor. Y aquí estoy ahora, confeccionando estas líneas con la risita tonta y nerviosa de la primera vez.
Soy muy afortunado porque mi vocación y lo que deseo es poder ayudar a los demás. ¡Y lo logré!, hace ya nueve añitos… Aunque en mi profesión tengo que destripar mi corazón  porque hay momentos en los que tienes que dedicarte a lo que sabes hacer y obviar tanto dolor y sufrimiento.
Te conocí, Rocío, a través de la radio una noche cuando llegaba a casa de estar todo el santo día por ahí. Llegaron a mí tus ondas emancipadas y desde entonces intento seguirte, aunque hay veces que me pierdo en tanto devenir…
Estas líneas constituyen un estado de ánimo y, aunque soy Feliz, no lo soy del todo, porque mi todo está fundido con el sentimiento de que algún día podré lograr lo que tanto ansío y anhelo.
MI ESTRELLA

Si  en realidad pudiera poner un trozo de tu corazón en el mío.

Si pudiera realzar la luz para que oscurezca en mi mente tu  sueño,

para que cada gota de sangre se convirtiera en latido,

y cada momento en un instante.

 

Si en realidad pudiera despertar los jirones de mi esqueleto cuando no estás

para acallar la súplica de mi carne y poder decirle a mis entrañas

que no escuchen mis pensamientos,  que sientan mi voz y miren mis manos entrelazadas en mi alma, porque tú no estás a mi lado.

 

Si en realidad pudiera cada noche y cada día ofrecerte nubes de fuego y estrellas de algodón,

inviernos incendiados de pasión y veranos de helada incertidumbre mientras llegas.

 

Si en realidad pudiera vestir tu corazón de azul añil y tus ojos de verde infinito y con ellos

ser la estrella que falta en tu firmamento para completar tu cielo con mi trozo de esperanza

 

Si en realidad pudiera ser tus buenos días y tus mejores noches, tus deseos a flote, tus deseos mas oscuros en mi universo repleto de diáfanos armarios llenos de deseos y abrir cada cajón para descubrirte en cada instante, distinta, sincera, tú…

 

Si en realidad pudiera…, estar en, aquí…, contigo…

_20150626_231211

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s