Lo que nos cuesta lanzarnos a la piscina, oye. Da igual que nuestra vida esté anclada a un monotema. Que el despertador nos trinque de las orejas a las 7 en punto. Que tengamos ojeras y las mismas sensaciones una y otra vez. Que tiremos por lo fácil… Y quien dice fácil no dice precisamente alegre.

Lo que nos cuesta pensar: “¿Y por qué no?”… Cuando lo que se nos pide es un “¡Vamos, que sí!”. Cerrar la puerta y tirar la llave, salir campo a través trotando bajo ese solete cándido que, por norma, no nos permitimos tomar. El gusto, la sarna, lo que  mata y lo que engorda. Todo se junta o se diluye, no sé bien cómo definirlo, cuando el mundo pasa por montera y sale el Lorenzo por donde le viene en gana. Vivir hoy en vez de mañana… ¡qué liberación!

Dar en el clavo, como nos cuenta Vir. Y respirar a pecho abierto y descubierto…

 

¿Venderme?

Vamos a ver… teniendo en cuenta que siempre he dicho que no sabía hacerlo, no deja de tener cierta gracia la petición.

Reformulo el argumento…

Me gusta enamorar siendo yo,

sencilla, transparente, con mucho genio y ganas de aprender…

Me gusta que el que me conozca diga: es buena gente…

Me gusta ayudar si está en mi mano…

Me gusta esforzarme y luego sentir el regustillo de la satisfacción personal…

Me gusta emocionarme por cosas e historias pequeñas…

Me gusta mirar a los ojos y encontrar luz…

Me gusta, Rocío, oír tu voz que me recuerda que he de sonreír, sonreír siempre…

 

 

¡ESO ES!

Sin título-1

 

¡¡¡Eso es!!! ¡¡¡Ole, ole y ole!!!

Y sientes ese regocijo, esa satisfacción de no haber errado el tiro,
qué coño, de haber dado literalmente en el clavo de Pablito,
y sales triunfal,
y pides cornetas, alfombra roja y cañonazos…
y lo que quiera que conlleve tanto gozo y alegría.

Y te miras y remiras, y te dices que eres la hostia, que no hay dos como tú.
Y gritas tres veces seguidas”Dios, Dios, Dios” y das saltos, y bailas sin tener ni puta idea de sevillanas,
en ese punto de retorcimiento con las manos arriba y cual columna salomónica te vuelves a mirar al espejo y te ves ridícula, pero que más da, estoy contenta, feliz, dichosa…venga venga, no escatimemos sinónimos… que un día es un día…

Y te pide el cuerpo gritarlo a los cuatro vientos,
incluso te frotas las uñas de los dedos contra la pechera y al mismo tiempo te preguntas por qué carajo haces eso. Y te vuelves a reír y a descojonarte de tu santa cara.

Te paras como si jugaras a “Un, dos, tres, escondite inglés, sin mover las manos ni los pies…” y no coges el teléfono, lo trincas, y marcas el número y una voz te contesta y te pregunta ¿qué? y en ese momento se te saltan las lágrimas, te volviste blandita y tierna… y casi no te sale la voz para decir: Lo he conseguido, di en el clavo…

• • •
Dedicado a todos aquellos que luchan por conseguir lo que quieren y desean hacer realidad sus sueños. A todos aquellos que se arman de valor y se exponen. A todos aquellos que sienten tanta felicidad como ganas han puesto.

 

vir

Anuncios

2 comentarios en “¡ESO ES! – Virginia Manzano – 15/12/2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s