¿Verdad que hay personas que uno no sabe muy bien por qué, pero te caen bien a primera vista? Pues yeah!, aquí tenéis un ejemplo vivito y chispeante de una de las que a mi me impactó sin comerlo ni beberlo. Supongo que el Señor Sanmarte tiene buenos y malos días, como todo hijo de vecino, pero también es FELIZ. Y eso, amigos, ya es harina de otro costal. ¡Votad y elegid!

 

Escribe mi alma, y esa no se vende (bueno, si el diablo tiene una buena oferta que lo diga).

 

Él sabía que el amor era aquello que hacía que  tendiera su mano a quien lo necesitaba aunque fuese un desconocido, el que le hacía llorar ante el sufrimiento ajeno, el que sacaba de él la más bella sonrisa, su más alto pensamiento, aquel que cuando la ira le envenenaba podía volverle el más tierno cordero, la sinrazón que amenazaba con hacerle feliz cada día de su vida. Por eso, aunque le temblaba la mano y sentía miedo de quedar indefenso, arrojo a su lado las armas y se abrazó a su enemigo que, en ese mismo momento, dejo de serlo.

 

quiero que lo leas bennu sanmarte

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s