Algunos ya la conocéis. Os la presenté hace un tiempo con “La mujer más bonita del mundo“, una entrada de su blog arboldemandarinas.blogspot.com que es de los más intensos que he encontrado en los últimos tiempos. Nos encontramos en las redes, por casualidad. Por causalidad. Por ciencia infusa. Por azar. Por amor. Y porque era necesario que así fuera. Ella es una de las escritoras que han querido colaborar voluntariamente en este proyecto… Y quiero que entiendas por qué sus palabras son hipnóticas (si es que aún no las conoces) leyendo esto.
Steph: Ni tú ni yo llegamos a comprender por qué la vida tira de los hilos necesarios para que se produzcan los intercambios de lo que haya de ser. Pero, desde luego, los kilómetros no son distancia para que esos feedback en la distancia hagan crecer también un “algo” más. El “pellizco”. Gracias por agitarme. 😉
Hola, soy Steph. Hace poco más de un año que hago público lo que escribo en mi blog arboldemandarinas.blogspot.com
Y uno de esos días, en esas bonitas casualidades que tiene la vida me topé con Rocío; y hoy unos meses más tarde, tengo la suerte de compartir a través de ella mis letras.
El texto se llama “Siente” y es mi intento de gritarle al mundo eso, que nunca deje de sentir. Que cuando nos pregunten un Qué te pasa, respondamos que todo, que ojalá siempre nos pase algo. O alguien.
SIENTE
Hace unos días leía a Erri decir
que los peces no cierran los ojos
y sólo se me ocurrió pensar
que tenían mucha suerte
en poder siempre soñar
con los ojos abiertos.

Y eso que yo
soy un poco cursi
y los cierro muy fuerte a veces
como si así pudiera retener
por unos instantes más
algunos momentos:

Besos
el primer -y último- trago de cerveza
las canciones de Andrés
los orgasmos a mitad de la noche.

Tú llenándome de poesía la vida
escribiéndome sobre la piel
recitándome versos de boca a boca
y sin comas de por medio
aunque afuera se esté cayendo el mundo.

Yo qué sé
supongo que lo importante
es saberse vivo.

Así que, cielo, escucha
sólo quiero pedirte una cosa:

Tiembla de miedo
de ganas de volver
a intentarlo
de volar más alto,
sueña hasta quedarte dormido
baila y haz girar al planeta
como si todo fuera a acabarse mañana,
ríe hasta que se te olviden todas
y cada una de las penas,
llora y haz que se rompan los cristales
con tu tormenta.

Pero, por favor
nunca
nunca dejes de sentir.

steph
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s