De repente, llegó el email de Marta. Y me empañó los ojos. En sus líneas había mucho amor… y no sólo para mi. Marta es capaz de desarmarse para mostrar la fragilidad de cualquiera. Todos somos vulnerables y no esconderlo nos hace más humanos y más héroes… O heroínas, como es su caso. Su despedida, ese “Eres como el lugar que estaba buscando…” me desató las ganas de enviarle un abrazo virtual, que espero que desde aquí le llegue.

Espero que os conquiste. 🙂

Me encanta la idea y me he decidido a entregar una de las cosillas que escribo con mucho amor, a un amor difícil, pero que está siendo mi inspiración y ocupa mis emociones constantemente llenando gota a gota el vaso mi felicidad.
Soy una yonkie del amor, lo doy todo por un amor sano, por las ilusiones, por esa persona que hace que saques de ti tu mejor tu…(o mi mejor yo).
Las Lágrimas de cebolla y ducha son esas que nos podemos permitir, porque apenas se sienten, porque se disimulan muy bien…mientras cortas cebolla puedes abrir el grifo de las emociones que están oprimiendo tu corazón y dejarlas verter por tu rostro. Mientras te duchas, nadie te ve llorar, no sientes la humedad, apenas duelen, y sabes que cuando se cierre el grifo, deben cesar.

LÁGRIMAS DE CEBOLLA Y DUCHA

Hay cosas que no puedo prometer.

No puedo prometerte la eternidad

ni el color rosa a diario.

ni mi valentía constante.

No puedo prometerte mi belleza fugaz,

No puedo prometerte el eclipse de nuestros cuerpos.

No puedo prometerte el olor a lluvia,

ni la emoción de nuestra melodía favorita.

Quizás puedo prometerte un invierno cálido.

Quizás puedo prometerte un viaje de caricias,

no para siempre.

Mil y una sonrisas

surcando el mar de tu espalda.

Hacerte el amor en la luna.

Quizás puedo prometerte un cielo azul, de

propiedad privada, donde nazca cada día

un sol de amor.

Quizás pueda prometerte mis promesas:

voy a prometerte que no abandonaré estas

Mis apeteceres de verte.

Mi lucha constante por verte feliz.

ganas de amarte.

Mis mejores yos.

Voy a prometerte la copa siempre llena,

el amor sano

y el postre insaltable.

Los abrazos interminables al borde

del abismo de nuestros huesos.

Voy a prometerte mis sospechas.

Mi intuición.

Mi vida contigo.

Lo mejor.

Yo, te lo prometo.

unnamed

Anuncios

6 comentarios en “LÁGRIMAS DE CEBOLLA Y DUCHA – Marta Fernández 26/10/2015

  1. Soy feliz! Me ha llegado tu abrazo con creces…mil gracias!!
    Sólo quería comentar que ha habido un error en la transcripción de alguna línea del texto, han perdido el orden…
    Muchas gracias de nuevo!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s