¿Pensabas que por ser sábado el proyecto de nuestro libro descansaba? Ni mucho menos… Nos pueden más las ganas de seguir publicando las letras que asoman al correo de unbuenisimodia@gmail.com que otra cosa. Por eso, vamos a quedarnos esta tarde con el cuento de Álex. Una fábula para todos aquellos y aquellas que estáis a punto de dar el salto. Calculad bien el impulso y la tirada. Y hacedle caso a este sabio de las letras. ¡¡Votad!! y, sobre todo, disfrutad. Disfutad porque “Un buen día lo tiene cualquiera”.

Nunca he sabido venderme, así que sencillamente gracias a quien le guste lo escrito y decida depositar aquí su voto. Gracias especialmente porque con vuestro voto me permitís compartir con Rocío, una pequeña parte de esta gran aventura que es su libro.

 

Historia del aprendiz y el miedo.

Caminaba el venerable maestro por el bosque con sus dos jóvenes discípulos. Al llegar a un pequeño claro donde se veían hermosos árboles de diferentes alturas, el sabio preguntó: “¿Quién quiere demostrar su valor?” A lo que ambos discípulos contestaron afirmativamente.

El maestro les pidió que subieran a un árbol y se arrojaran desde lo más elevado que creyesen posible, aplicando la técnica de caída que les había enseñado. El primero, que no tenía miedo a las alturas, subió a la cima del árbol más alto que había, el que doblaba en altura a cualquiera del resto de árboles. El segundo aprendiz, temeroso de la caída, eligió un árbol de altura media.

El primer alumno preguntó al maestro que si podía arrojarse ya, a lo cual el maestro le respondió que se bajara inmediatamente. El segundo pupilo, que estaba muerto de miedo, pregunto si él también podía bajar. El maestro le contesto que aplacara su miedo, se concentrase, sintiera el espíritu de la rana y aplicando la técnica que le había enseñado se arrojara al suelo.

El alumno respiró profundamente, miró el suelo, visualizó la técnica de su maestro y se lanzó concentrado. Al levantarse magullado pero sin ningún hueso roto, escuchó preguntar a su compañero.

– Maestro, ¿por qué le habéis pedido que se tirase, cuando él no quería hacerlo y sin embargo a mí, que sí lo deseaba, no me lo habéis permitido?

El maestro les miró antes de contestar.

–  Joven aprendiz, tu compañero que sentía un miedo profundo eligió un árbol adecuado para su primer salto. De este modo, al vencer su miedo, ha visto reforzado su espíritu. Ahora está preparado para lanzarse desde un árbol más alto. Sin embargo tú, que no sentías miedo, fuiste directamente al árbol más elevado de todos. Desde esa altura, probablemente te hubieses roto algún hueso en tu caída y no hubieras podido continuar con el próximo salto. Ahora al igual que tu compañero estás preparado para volar en tu siguiente prueba.

 

alex escudero

Anuncios

Un comentario en “HISTORIA DEL APRENDIZ Y EL MIEDO – Alex Escudero 24/10/2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s