Lau
es esa niña inquieta que creció y se quedó en el cuerpo de una mujer vital y llena de alegría. La rebosa. Se palpa. Es su “modus operandi”: ir siempre con una sonrisa grande y amplia colgada de quien la quiera adoptar. Es tu oportunidad para votarla… 🙂

Me encanta tu iniciativa y es un placer poder compartir un poquito de mí contigo ( y con suerte con mucha más gente).

Este poema lo escribí hace exactamente 3 años. Es un pedacito de mi ser, en un momento de quemazón, dividida entre lo agridulce de echar de menos y lo bonito del recuerdo que te deja una persona especial.

PLIEGUES DE LA PARED

Soñando tu aroma me desperté,
bebiendo tu risa del aire que un día se escondió en los pliegues de la pared
y que hoy vuelve, sin un porqué.

Simplemente me acuerdo de tus suspiros,
de tus manos bonitas y tus labios carnosos,
de tus besos eternos que acallaban mis dudas,
que sabían a fruta madura,
que llenaban mi cuerpo contando lunares
y dormían traviesos en mis rincones.

Hoy, vuelvo a dormir bajo tu recuerdo,
con su peso sobre mi pecho
y su suave tacto entre mis dedos.

Hoy, vuelvo a oír tus pisadas desnudas
volviendo a mí, a oscuras.
Hoy, vuelvo a verte reflejado en mi pupila,
mientras tu cuerpo me encandila.

quieroqueloleas laura de diego

Anuncios

Un comentario en “PLIEGUES DE LA PARED – Laura de Diego (22/10/2015)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s